cedido por ferretería "El Globo" de Valencia
El pelador perfecto.
23 noviembre, 2015
kaki persimon con granada
Kaki persimon con granada. Receta crudivegana.
27 noviembre, 2015

Kikos caseros sin trazas de frutos secos

Lo que nosotros llamamos kikos es maíz frito. Y, como sabes, el maíz es un cereal y no un fruto seco. Lo que pasa es que los kikos muchas veces pueden llevar trazas de frutos secos. Incluso cuando los compramos a granel.

Se pueden preparar kikos caseros sin trazas de frutos secos. A mí no me han quedado exactamente igual que los habituales, pero molan. Son un poco menos duros (no se te cansa la mandíbula), y de sabor recuerdan un poquito a las palomitas. Al fin y al cabo es maíz.

Los había visto por internet, pero no me había lanzado a prepararlos hasta que vi el cereal éste en el mercado:

Con este maiz he preparado kikos caseros sin trazas de frutos secos

Con este maiz he preparado kikos caseros sin trazas de frutos secos

Era un puesto de comida sudamericana en el que vendían varios tipos de maíz (choclo). Éste me dijeron que lo llamaban “maíz de asar”. Se vende también embolsado en algunos supermercados. Y me parece a mí (información sin contrastar) que los kikos deben de salir con casi todos los tipos de maíz que tengan una raya en el medio. El de palomitas no la tiene y si lo fríes, salen palomitas, no kikos.

Respecto a las trazas de frutos secos, yo pienso que si compras el cereal y lo enjuagas bien con agua, ya le has quitado las trazas que pueda contener. Además de que luego va remojado.

Kikos caseros sin trazas de frutos secos
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Kikos sin riesgos para los alérgicos a los frutos secos.
Autora:
Tipo de receta: Aperitivo
Cocina: -
Raciones: 100 gr
Ingredientes
  • 100 gr Maíz que no sea de palomitas (en mi caso maíz de asar)
  • 400 grcagua
  • 1 cucharada sopera de sal
  • un chorrito de aceite de oliva virgen extra
Instrucciones
  1. Pon en remojo el maíz con una cucharada de sal durante 24h.
  2. Escurre bien, seca con un trapo para que no queden húmedos los granos y no salpique al freir.
  3. En una sartén grande, coloca un chorrito de aceite de oliva.
  4. Pon el fuego fuerte y saltea durante 2 minutos.
  5. Ahora sigue "friendo" y removiendo a fuego medio-alto durante 10 minutos más. Pero no pares de remover para que no se te quemen.
  6. Déjalos el tiempo suficiente para que se te queden dorados.
  7. En los últimos minutos estallan un poco, como las palomitas, pero no cogen forma de palomita, aunque sí que saltan, por lo que necesitarás una tapadera.
  8. Sáca los kikos a un plato y sala al gusto.
Notas
Espera a que se enfríen para comerlos. Si no, están chiclosos.
Guárdalos en bote hermético.

 

 

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rate this recipe: