Helado de limón, sin huevo, sin azúcar, sin lactosa y sin heladera.

ajoblanco sin almendras
Ajoblanco malagueño (opción sin almendras)
4 junio, 2016
CARRILLADAS CON CACAO
Carrilladas con cacao. Sin gluten, sin huevo, lácteos.
19 junio, 2016

Helado de limón, sin huevo, sin azúcar, sin lactosa y sin heladera.

Helado de limón sin huevo, sin lácteos, sin gluten...

 

Cómo iba a faltar en esta web la receta del helado de limón. Imposible.

Puede ser granizado, pero en este caso va a ser cremoso. Como aquellos limones rellenos que se estilaban antes.

Y, además, no necesitarás ni huevo, ni leche, ni azúcar ni heladera. De verdad. Congelador sí 🙂

Para no usar productos lácteos, hay que conseguir “nata” vegetal para montar (sin spray)

Tengo que hacer hincapié en que leas atentamente la etiqueta de la nata vegetal, puesto que sé que algunas marcas llevan proteína de leche de vaca. Y otras, son vegetales, sí, pero llevan soja. No pasa nada, salvo si eres alérgico a la soja.

De las que yo conozco, la que mejor monta, y mejor aguanta, (con mucha diferencia sobre las otras) es la de Ambiante. La venden en tiendas especializadas. Cunde un montón y sabe bastante bien. Lleva lecitina de soja y ya viene azucarada.

A parte de ello, solo necesitas limón y endulzante.

Vamos con la receta.

5.0 from 1 reviews
Helado de limón, sin huevo, sin azúcar, sin lactosa y sin heladera.
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Refréscate y diviértete con un cremoso helado de limón sin huevo, sin leche y sin azúcar.
Autora:
Tipo de receta: Helado
Cocina: Mediterránea
Raciones: 4
Ingredientes
  • 3- 6 Limones no muy grandes.
  • 200 ml Nata vegetal
  • Endulzante (yo usé xilitol, pero puedes emplear lo que prefieras. Fíjate si la nata que compras ya está azucarada, para no pasarte)
Instrucciones
  1. Pon en el frigorífico el bote de nata vegetal.
  2. Lava los limones, córtales una abertura horizontal por arriba.
  3. Con un sacabolas o con un cuchillo, vacía la pulpa de los limones sobre un recipiente para aprovechar el zumo que va saliendo, que es mucho. Procura no romper el limón, porque lo usaremos para rellenar.
  4. Guarda las cáscaras de los limones en una bolsa de plástico y mételas en el congelador.
  5. Filtra la pulpa y el zumo con un colador. Ya tienes zumo de sobra.
  6. Saca la nata de la nevera, pon 200 ml en un recipiente grande y añade el equivalente a 7 cucharadas soperas de endulzante.
  7. Bate con la batidora de varillas hasta montarla.
  8. Incorpora 5 cucharadas de zumo de limón y remueve con una espátula.
  9. Prueba la crema y ajusta de endulzante o de limón hasta que quede a tu gusto.
  10. Saca las cáscaras del congelador y colócalas dentro de unos vasitos para que se sostengan de pie.
  11. Rellénalas con la crema. Si lo haces con una manga pastelera te quedará más bonito que a mí, que usé una cuchara.
  12. Sin quitarles los vasitos, guarda los limones rellenos en el congelador durante unas horas.
  13. Si quieres, puedes adornarlos con una hojita de hierbabuena o de menta cuando los sirvas.
Notas
En los ingredientes he puesto de 3 a 6 limones porque unas natas montan más que otras, y puede ser que te salga más o menos helado. Así que igual necesitas más limones (o menos).

Te sobrará un montón de zumo de limón. ¿Para unas limonadas?

 

 

2 Comentarios

  1. Carmela dice:

    Muy bueno, sí señor!! Me encantan los cítricos. La voy a preparar seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rate this recipe: